En las últimas horas, se viralizó un insólito video donde médicos y enfermeros de un hospital de Chaco se encontraban en plena reanimación de un paciente mientras se reían y aplaudían.

Los «profesionales» que se observan en la grabación ya fueron apartados de sus cargos tras la difusión de las polémicas imágenes, según afirmaron las autoridades del Hospital Perrando, uno de los más importantes de la provincia de Chaco.

La indignación fue total en las redes sociales después de conocerse el momento en que el personal del hospital parecía «festejar» la reanimación de un paciente que tenía bajos signos vitales y que finalmente falleció.

Leé también: Realidad paralela: Manzur presentó su primer informe en el Congreso

Mientras la persona recibía maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) en la sala de internación, los «especialistas de la salud» se reían de la situación y aplaudían con todas sus fuerzas, como si de un evento festivo se tratase.

Según pudieron averiguar medios locales, el video fue grabado en las últimas semanas por los mismos involucrados. En un momento, se logra escuchar de fondo la corrección -entre risas- de una de las presentes a la mujer que realizaba la reanimación: «Los brazos firmes, doctora«, decía. Mientras que otra arengaba con carcajadas y agregaba: “Arriba y abajo”.

Luego de que la filmación llegara a manos de las principales autoridades, Nancy Trejo, directora del Hospital de Chaco, afirmó que se trató de un hecho «lamentable» y comunicó que ya «se están tomando las medidas pertinentes»: «Sé que las disculpas hoy no alcanzan, pero quiero informar que junto a asesoría legal de la institución se están llevando a cabo las acciones correspondientes y necesarias«, expresó en su cuenta de Facebook.

«El acto médico es un conjunto de acciones que recibe el paciente y que tiene como objetivo la recuperación del mismo y en la ética médica y en la normativa vigente se contemplan estos derechos: asistencia, trato digno y respetuoso, intimidad y confidencialidad», agregó la directora en su posteo. Además, remarcó la posición del equipo directivo: «Desde aquí, se reprueban y rechazan las imágenes recientemente publicadas en una filmación donde es evidente el espíritu jocoso de los presentes, que si bien no interfirieron en el acto médico, son hechos que desde ninguna manera se van a pasar por alto».

LA DECLARACIÓN DE LOS MÉDICOS

Adriana Mónica Perroni, una de las involucradas en el espantoso hecho ocurrido en Chaco, aseguró: «Fue una falta de respeto al paciente y al acto médico. Es muy grave lo que se hizo, reírse de la muerte de un paciente ante el dolor de una familia que estaba esperando que nosotros le dijéramos si había sobrevivido o no, eso es terrible, demuestra falta de humanidad».

Leé también: Axel Kicillof se sinceró sobre su Gobierno: «Hacemos cosas que no son rentables»

En una entrevista radial, la doctora aseguró que no sabía que la estaban filmando: «Me enteré al día siguiente cuando me voy al office de la supervisión de la enfermería a controlarme la presión porque fue una guardia muy pesada. Nosotros siempre nos vemos muy afectados por lo que pasa con el paciente aunque no se nos note, cada vida que está en nuestras personas lo interpretamos como si fuera la de un hijo».

Además aseveró que «En el acto médico estábamos involucrados tres profesionales: uno hacía masajes cardio, yo hacía ACLS. Estaba abocada en ese momento al masaje cardíaco, nos turnábamos con los otros dos médicos, con el enfermero que se veía al lado mío, otra persona cronometraba el tiempo y otra que había sido designada por mí se encargaba de administrar la medicación. El paciente salió del paro en dos ocasiones, a la tercera no lo pudimos sacar. Para nosotros la situación fue muy estresante«, detalló la mujer.

«Yo en el momento solo me dediqué al paciente, uno se bloquea y está en el acto médico. Todo lo que queda fuera de eso, uno no lo registra, me dedique a reanimar, ver el monitor, dar instrucciones, no lo vi, esa persona trabajaba en la terapia intensiva en ese momento, ahora no está más ahí, no sé dónde está, eso corresponde a las autoridades», remarcó Perroni.

 

Además:

La inflación interanual llegó al 78,5% y es la más alta desde 1991