Escándalo en la Bonaerense: denuncian a docentes de la Vucetich por comentarios sexistas

“¡Felicitaciones, ayer fue el día de la masturbación!”, soltó un profesor de Derecho en una clase de la Escuela Vucetich. “¿Ustedes se ‘colan’ el liqui paper o el desodorante?”, dijo otro. Intervino una fiscalía y en el gobierno provincial prometen “tolerancia cero” a estas conductas en la Policía con mayor proporción de mujeres del país.
Denuncian a docentes de la Bonaerense por comentarios sexuales
Créditos: Denuncian a docentes de la Bonaerense por comentarios sexuales
Por: Josefina López Mac Kenzie

Cuando las víctimas son policías o aspirantes a policías, la violencia machista suele ser invisible para la sociedad y el movimiento feminista. Pero algo está cambiando de a poco. El viernes, tres cadetas de la escuela Juan Vucetich de la Policía Bonaerense denunciaron a dos de sus instructores por los comentarios degradantes que, aseguran, hicieron durante sus clases.

“¡Felicitaciones, ayer fue el día de la masturbación! Es algo normal, hasta yo lo hago. Es más: la tiza que tengo en la mano no es una tiza…”, les habría dicho un docente que dicta Derecho Penal en esta escuela para oficiales de Policía, según la denuncia, a la que accedió #BORDER. En la misma exposición, estas alumnas, que tienen 22, 24 y 25 años, le atribuyen a otro docente, también de Derecho Penal y con grado de comisario general, la escandalosa pregunta durante una clase: “¿Ustedes se colan el liqui paper o el desodorante?”.

Suicidios, la tragedia silenciosa de la Policía bonaerense

La denuncia se hizo primero en Almirante Brown, donde funciona uno de los externados de la escuela Vucetich, pero pasó a la comisaría de la Mujer y la Familia de Berazategui (donde está la sede de la escuela policial). Y se abrió una causa judicial por “Averiguación de ilícito” en la unidad fiscal descentralizada de Berazategui a cargo de Carlos Laureano Riera.

Esta causa se relaciona con la iniciada en otra fiscalía de Berazategui hace sólo dos semanas, cuando 30 alumnas de otra escuela de la Bonaerense, la Coronel Julio Dantas, denunciaron a un comisario general que enseñaba cibercrimen. Según esa acusación, que se publicó en varios medios, el docente les dijo“Lo único que tienen que saber ustedes es que en la comisaría van a intentar dos cosas, cogerlas o cagarlas. Como ustedes son nuevas para no pagar derecho de piso, tienen que coger con su jefe para estar más acomodadas”.

  Berni lanza su partido propio y proyecta un armado nacional

Cuarentena: Asuntos Internos abrió 159 sumarios por abusos de la Bonaerense y no indagó a ningún policía

Otra de las frases que le atribuyeron a este instructor es: “El uniforme debían tenerlo suelto, porque esa era la regla, aunque a mí me hubiera gustado que tengan la fajina apretada al cuerpo, que les marque el pantalón, la cola y que la camisa les quede ajustada al pecho”.

“TOLERANCIA CERO”

En ambos casos las víctimas tuvieron acompañamiento institucional para canalizar las denuncias y los acusados quedaron apartados de la tarea docente mientras intervienen la Auditoría General de Asuntos Internos y las fiscalías, explican desde el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, que promovió la judicialización.

Agustina Baudino, directora de Políticas de Género y Derechos Humanos del Ministerio de Seguridad provincial, explica: “Con estos dos casos vemos que no son situaciones aisladas. Si las chicas están diciendo ‘éste es limite’ es por un clima de época y de una política que lo acompaña”.

Récord de superpoblación de comisarías bonaerenses en plena pandemia

Hasta hace unos veinte años, el ingreso a la Bonaerense llegaba a implicar que las chicas desfilaran desnudas ante médicos evaluadores. Hoy, los ingresantes a sus ocho escuelas y diez unidades académicas de externado se exponen a la perspectiva de derechos humanos, género y diversidad, tanto en un módulo específico como en el enfoque que tienen las demás materias que cursan.

  Los imprescindibles

En la misma línea, para capacitar a los docentes se ofrecen talleres (sobre “masculinidades”, por ejemplo). Y para los policías denunciados se implementa un “abordaje socioeducativo” obligatorio. “La semana pasada tuvimos una actividad con 300 docentes que son policías, donde se habló sobre la perspectiva de género, a la que tienen que alinearse –dice Baudino–. Es parte de la prevención y de dar un mensaje. Antes se dejaban pasar estas situaciones y la gente no se animaba a hablar”.

«Maldita policía (de civil)»: qué hacer con la violencia sin uniforme

“El sello está fuerte desde el inicio. Los pibes y las pibas saben que no hay tolerancia con esto. Las pibas saben que las acompañamos. Y los docentes saben que no vamos a admitir prácticas contrarias a políticas que son de Estado”, dice Gonzalo García, director de Formación, Capacitación y Evaluación en el Ministerio. “Dijimos que iba a haber tolerancia cero con estas cuestiones y el mensaje es ése. Como en el hecho anterior [el de la escuela Dantas], en vez de tapar, actuamos. Nuestra decisión es no cubrir las transgresiones a las políticas de género, enseñar y proteger a las víctimas. Es imposible enseñarle a un policía a cumplir la ley si no damos el ejemplo”.

ADENTRO Y AFUERA

La Bonaerense es la fuerza de Seguridad más numerosa del país. Fue una de las primeras de Latinoamérica en admitir mujeres, hace 80 años. Hoy, en sus escuelas, se inscriben más mujeres que hombres (ellas suelen sacar mejores notas). Y en su fuerza activa (de unos 92.000 efectivos, con los que están ingresando este año), las mujeres ya representan más del 43%.

  Ritondo: "Hay bolsones donde el delito es una forma de vida que la aprendieron de padres y abuelos"

Pero el machismo está adherido. Va del trato cotidiano en las comisarías (un ambiente donde la extorsión sexual para surfear condiciones de trabajo deplorables es pan de todos los días) a la violencia extrema, pasando por las oportunidades para ascender. Muchas de estas mujeres –que trabajan en la Seguridad de otras ante la incesante violencia machista– son víctimas de lo mismo, en sus hogares y en su trabajo.

Denuncian que la Bonaerense les robó $120 mil en un allanamiento violento y por error

Baudino dice: “Tenemos una fuerte preocupación por formar policías profesionales que aborden la seguridad con una mirada de género, pero también por las violencias visibles e invisibles dentro de la Policía”. La dirección a su cargo, la Superintendencia de Políticas de Género (el área de género de la Policía) y la Auditoría de Asuntos Internos (que investiga al personal policial), son algunos de los resortes institucionales que existen y se coordinan a estos fines. “Este trabajo integral ayuda a que las denuncias vean la luz y tengan una respuesta contundente”, agrega.

Además: 

La explosiva fortuna de la mujer de Berni

Berni lanza su partido propio y proyecta un armado nacional

Agrupación Peronista Super Berni, la orga que promociona al ministro bonaerense

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal