¿Qué pasa en Israel?: protestas históricas y un gobierno al límite

El mandatario de Israel debió aplazar su decisión, pero la tensión y la incertidumbre permanecen en una situación que hace más compleja la inestabilidad política del país.
Protestas Israel
Créditos: Protestas Israel
Por: #BorderPeriodismo

Protestas históricas se extendieron a lo largo y ancho de Israel, ahora con una huelga general de por medio, convocada por los principales sindicatos del país. Esto se debe a que gran parte de la población está en contra de la reforma judicial que intenta imponer el Primer Ministro , Benjamin Netanyahu.

Los israelíes afirman que estas determinaciones podrían poner en peligro las instituciones democráticas y la independencia del poder judicial, ya que el Gobierno tendría mayor decisión sobre la manera en la que se conforma y se maneja el máximo tribunal.

Leé también:  Alberto Fernández viajó a EE.UU. y hablará con Biden en la Casa Blanca

La noche más tensa sucedió el domingo, cuando cientos de miles de ciudadanos reclamaron contra el despido del ministro de Defensa, Yoav Gallant, quien se opuso a la decisión del Primer Ministro. Ante la extrema situación, Isaac Herzog, presidente israelí -que cumple funciones protocolares en el sistema político-, le pidió a Netanyahu que detenga la toma de decisión.

Ante el contundente pedido, el mandatario aplazó la decisión para los próximos meses, aunque la controversia y el malestar persiste.

  Roger Waters intentó justificar a Hamas: "Israel inventó historias"

DE QUÉ SE TRATA LA REFORMA JUDICIAL

La reforma judicial tiene «el objetivo de dar al gobierno una influencia decisiva sobre la elección de los jueces y limitar la capacidad de la Corte Suprema para fallar contra el Ejecutivo o anular la legislación», explicó un corresponsal de la BBC en Tel Aviv.

La propuesta fue mencionada por Netanyahu y sus aliados al formar gobierno tras las elecciones parlamentarias del 2022. Además de aumentar el poder del ejecutivo, el Knesset o Parlamento de Israel también podrá anular fallos de los tribunales con apenas una mayoría simple, si se pone en vigencia esta reforma.

A pesar de las masiva negación y el malestar generalizado observado en las protestas, el Primer Ministro de Israel asegura que esto fue avalado por los votantes en las elecciones que ganó por muy poco, con el 23,4% y obteniendo solo 32 bancas, y que también la reforma evitará que la COrte «sobrepase su poder».

Leé también:  Tensión entre Argentina y Chile: El gobierno de Boric cargó contra Alberto Fernández y lo tildaron de «impertinente»

REUTERS
REUTERS

LA REALIDAD POLÍTICA DE ISRAEL

Lo que más se teme en el país de Medio Oriente es la ruptura del sistema político y su equilibrio. Con la vigencia del sistema judicial planteado, el gobierno del Primer Ministro pasaría a dominar todos los aspectos de las instituciones israelíes.

  Las medidas de Larreta para aliviar los alquileres en CABA

En este sentido, debemos entender que Netanyahu protagoniza el panorama político desde 1996, cuando fue mandatario por primera vez. Desde allí, nunca desapareció de la escena y ahora mismo se encuentra en su sexto período al frente de Israel, a pesar de que enfrenta varios cargos por corrupción, fraude y sobornos.

Aunque siempre fue criticado, sobre todo desde el 2019, siempre supo adaptarse y crear coaliciones hacía cualquier lado del espectro político. Además, aprovechó la extrema fragmentación electoral, lo que le permitió mantenerse en el poder o como segunda fuerza durante casi 3 décadas.

NETANYAHU TIENE UN DILEMA 

Pero esta ventaja, que siempre supo utilizar, hoy le juega en contra. Mientras la población de Israel pide dar marcha atrás en la reforma judicial con las protestas, sus aliados de partidos de extrema derecha y ultra ortodoxos religiosos le exigen seguir adelante con el plan.

  Bullrich y Larreta pelean por el núcleo duro del voto PRO: ¿cuáles son las estrategias que van a utilizar?

Leé también: Macri tras anunciar que se baja: «Cualquiera que saque los pies de plato -de JxC- va a desaparecer»

La presión que tiene es tal, que incluso reservistas de las fuerzas armadas, fundamentales para enfrentar los conflictos en la convulsionada región, se negaron a realizar sus tareas para mostrarse en contra de esta reforma

Las opciones son claras: seguir o retroceder. Pero ambas tienen como mayor probabilidad la misma consecuencia, el fin del mandato. No seguir con la reforma implicaría perder la mayoría en el Parlamento y, por lo tanto, su cargo como Primer Ministro. Sin embargo, si hace lo contrario, la población difícilmente lo tolere tras las muestras históricas de malestar, imposibilitando gobernar con normalidad.

 

 

SEGUÍ LEYENDO:

El ministerio de Salud prohibió la venta de los nuevos cigarrillos electrónicos

 

VIDEO | Violento robo a un jubilado de 80 años en Rosario

 

Massa y el FMI: el jueves se reunirá con Georgieva

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal